• Primeros Auxilios Basicos

Primeros Auxilios

Conocer sobre primeros auxilios puede resultar de vital importancia al momento de una emergencia en la que la toma de la decisión correcta en pocos segundos puede significar la salvación de una vida.

En Grupo ASES, te recomendamos tener en cuenta cinco puntos clave para la correcta aplicación de los primeros auxilios básicos:

  1. Mantén la calma para ayudar al lesionado de manera rápida y efectiva; un correcto proceder aumenta el pronóstico de supervivencia y minimiza las secuelas.

  2. Observa a tu alrededor para determinar si es seguro permanecer ahí, tanto para la persona lesionada como para ti; de esta forma garantizas la seguridad de ambos.

  3. Consigue ayuda; llama a un número de Emergencias y explícale al operador con claridad dónde te encuentras y los pormenores de la situación.

  4. Revisa los signos vitales de la persona lesionada; cuenta sus latidos, pulsaciones y respiraciones en intervalos de 20 segundos y multiplícalos por tres para obtener el total de estas variables por minuto. Asimismo, valida si la persona respira, sangra o está consciente.

  5. De ser necesario, brinda los primeros auxilios. En seguida te detallamos qué hacer en ciertos casos.

Brinde primeros auxilios de ser necesario. A continuación, se detallan algunas medidas para adoptar ante diferentes heridas, emergencias o enfermedades:

Primeros auxilios: Atragantamiento

Ante un caso de asfixia, solicítale a la persona que la presenta que mantenga la calma, permítele que tosa y no le des golpes en la espalda; si no puede respirar ni hablar, párate detrás de ella y coloca uno de tus puños justo arriba de su ombligo; posiciona el pulgar de tu puño apuntando hacia el estómago del lesionado, envuelve su cuerpo y presiona tu puño con la otra mano, asegurándote de dejar tus codos sobresaliendo; encoge con rapidez tus brazos hacia arriba, en dirección a la cabeza de la persona y repite esta acción tantas veces como sea necesario.

Primeros auxilios: Cortaduras, rasguños y picaduras

Para brindar los primeros auxilios a alguien que presenta cortaduras, rasguños o picaduras, lávate las manos y posteriormente limpia también la herida del lesionado con agua y jabón; después, aplica una venda sobre la laceración y lávate las manos de nuevo; si el sangrado no cesa, pídele al lesionado que se siente y ejerce presión con la palma de tu mano y una tela limpia sobre la parte dañada; una vez que el sangrado se detenga, colócale a la persona una venda sobre la excoriación y lávate otra vez las manos.

Primeros auxilios: Sangrado de nariz

Ante una persona con sangrado nasal, solicítale que tome asiento; posteriormente, pídele que se incline hacia adelante y coloque el mentón sobre su pecho; acto seguido, haz que apriete la parte rígida de su nariz y esperen hasta que el sangrado cese, podría tardar unos minutos. Por ningún motivo permitas que el lesionado se incline hacia atrás ni introduzca objetos en su nariz para tratar de detener la emanación de sangre.

Primeros auxilios: Picaduras y mordeduras

Lava profundamente la herida del lesionado con agua y jabón, controla el sangrado de acuerdo con las recomendaciones sobre primeros auxilios relacionados con cortaduras y rasguños, mencionados en esta misma sección; trata de identificar al animal o insecto que causó la lesión; si la herida es grave o no identificas al animal, asegúrate que la persona que presenta la lesión consulte al médico de inmediato.



Conviértete en un héroe

En Grupo Ases, te brindamos capacitación para que sepas brindar los primeros auxilios de manera eficaz y oportuna, ante cualquier caso de emergencia.

¡Contáctanos ahora!

En nuestra sección Contacto aparece nuestra dirección y números telefónicos; te invitamos a comunicarte con nosotros de manera directa, o llena un sencillo formulario y nos pondremos en contacto contigo a la brevedad.

En Grupo ASES, te enseñamos a salvar vidas.